El impacto en la economía del alcohol

El impacto en la economía del alcohol

viernes, 21 de mayo de 2010

Impacto social y económico del abuso del consumo de alcohol

Por: Economía de la salud

Las consecuencias económicas del consumo excesivo de alcohol son muy difíciles de determinar
ya que es causa de multitud de enfermedades o agravamiento de las mismas, motivo de accidentes, genera violencia, provoca rupturas de parejas, e incluso la muerte. Además, el
tratamiento de la misma debe ser abordado desde diferentes perspectivas, mediante un equipo multidisciplinar de especialistas y acompañándose de tratamiento farmacológico. Gran
parte de los costes atribuibles al alcoholismo son de carácter indirecto y con un impacto muy elevado sobre la sociedad. El alcohol genera para la sociedad un impacto sanitario y económico muy elevado. Así, un informe del Observatorio Español sobre Drogas del año 2001 estimó que el alcohol fue causa de más de 12.000 muertes durante 2001. De ellas, aproximadamente 2.500 habrían tenido lugar por accidentes de tráfico, por cirrosis unas 4.000 muertes, y por cáncer de boca, faringe y esófago 2.400 muertes. Además es destacable que los suicidios y homicidios con el alcohol como protagonista ascendieron a 1.000 personas. A nivel mundial se estima que el alcohol puede ser responsable de la muerte de 1,8 millones de personas al año. Factores de coste Para la estimación de los costes económicos del abuso de alcohol se analizan las consecuencias de su consumo en determinados factores. Por un lado se observan los costes de los tratamientos para el control del abuso del alcohol. Estos costes incluirían tanto los tratamientos farmacológicos como la atención sociosanitaria que se ofrece a los pacientes. Los tratamientos por enfermedades
asociadas y traumatismos relacionados con el alcohol. En este apartado se incluyen enfermedades como cirrosis, desórdenes metabólicos, traumatismos por accidentes de tráfico, alteraciones mentales, etc. La mortalidad prematura es otra de las consecuencias más frecuentes en los casos de consumo excesivo de alcohol. Su coste asociado debe evaluarse ya que supone un elevado gasto para la sociedad. Las pérdidas de productividad laboral tanto por las incapacidades como por acudir a tratamiento de las patologías asociadas son fácilmente cuantificables. En cambio, las pérdidas de productividad por la disminución de las facultades físicas y mentales asociadas al abuso del alcohol son mucho más importantes en términos económicos, aunque más dificilmente cuantificables. También habría que tener en cuenta las pérdidas de productividad de aquellas personas que son víctimas de las actuaciones de un sujeto bajo los efectos del alcohol. Otro de los factores a tener en cuenta para el cálculo de los costes del abuso de alcohol sería la destrucción de la propiedad por crímenes o accidentalidad relacionada con el alcohol, factores que presentan una incidencia superior en aquellos individuos bajo los efectos del alcohol. Como consecuencia de éstos, también habría que tener en cuenta los costes relacionados con las actuaciones judiciales que se deriven. 3.300 millones de euros Algunos cálculos macroeconómicos de los costes de los trastornos relacionados con el abuso del alcohol estiman que éstos se sitúan entorno al 2-5% del PIB, una cifra muy importante que se justifica por las repercusiones que tienen las consecuencias del abuso del alcohol. Según un informe del Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña en 2002, el impacto anual del alcoholismo en España podría ascender a 3.833 millones de euros. La mayor parte, aproximadamente 2.460 millones de euros estarían relacionados con el impacto sobre el medio laboral, principalmente por pérdidas de productividad (1.731 millones) y por absentismo laboral relacionado con incapacidades temporales (728,5 millones). Además, se estima que el alcohol está relacionado con 114.795 accidentes laborales con incapacidad transitoria, teniendo un coste de 122 millones de euros. Un estudio realizado en Estados Unidos por The Lewin Group en el año 1998 estimó los costes atribuibles al consumo excesivo de alcohol en 184.636 millones de dólares. Este coste se distribuía en diversos costes como los tratamientos para el manejo del alcoholismo supusieron aproximadamente 7.500 millones de euros, el tratamiento de los trastornos relacionados con el alcohol (a excepción del síndrome alcohólico fetal) casi 16.000 millones. Las consecuencias médicas del síndrome alcohólico fetal más de 2.900 millones de dólares. Las pérdidas debidas a las muertes prematuras unos 36.500 millones de dólares, las reducción de ganancias debidas a las enfermedades relacionadas con el alcoholismo, 86.000 millones de dólares y los costes debidos a los accidentes, crímenes, etc. relacionados con el abuso del alcohol, aproximadamente 34.000 millones de dólares.]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada